Son sistemas diseñados para interactuar con la red eléctrica convencional de la (CFE), funcionan aprovechando la energía producida por medio del sistema fotovoltaico. Durante el día disminuyen nuestro consumo eléctrico, inyectando la energía producida a la red y durante la noche o periodo de baja insolación toman electricidad de la red.

 Con este sistema usted puede ahorrar desde el 10% hasta el 100% de su recibo de CFE. 

Produzca su propia electricidad ¡Ahorre instantáneamente!

Aplicaciones:

  • Residenciales
  • Comerciales
  • Hoteles
  • Industriales