La energía ilumina el aprendizaje y es vital para el desarrollo

En años recientes los temas ambientales y sociales han cobrado mayor relevancia a nivel mundial, exigiendo que la industria sea cada vez más consciente de la forma en que utiliza y afecta los recursos naturales y promoviendo un entorno de trabajo que fomente la productividad, disminución de índices de rotación y mejora del ambiente laboral. Nuestra empresa tiene en mente éstas y otras exigencias, por lo que nuestras propuestas van enfocadas a mejorar los aspectos ambientales externos e internos de nuestros clientes, promoviendo la conciencia ambiental y la responsabilidad social climática, para que las generaciones futuras puedan disfrutar por lo menos, lo mismo que nosotros tenemos ahora.

Para cumplir nuestro compromiso con la energía sustentable ponemos cuidado especial desde lo ambiental, económico y social, promoviendo los productos que harán que tu empresa mejore su cadena de suministros y diversas alternativas para reducir costos y contribuir al medio ambiente, es decir el comercio y respeto justo, que contribuyan a crear un ambiente saludable, que ayude a vivir mejor como persona, con la naturaleza y la sociedad.

La capacitación de los empleados es parte de la responsabilidad social de las empresas e índice de productividad de los empleados, ya que establece la tendencia hacia un conjunto integral de políticas, prácticas y programas centrados en el respeto por la ética, las personas, las comunidades y el medio ambiente.

Nos preocupa, más que recitar lo académico, dar respuestas y soporte efectivo a quienes enfrentan la problemática

En gran medida  la eficacia, eficiencia y rentabilidad de los empleados dependerá de que las empresas los capaciten; ya que los trabajadores tienen habilidades, aptitudes y capacidades claramente definidas , pero al mismo tiempo es necesario desarrollar algunas otras para mejorar su desempeño, logrando así un crecimiento profesional y personal. Ya que la capacitación repercute en la actitud de los  empleados de dos maneras:

Actitud hacia la empresa:

Cuando una empresa capacita a su personal lo hace sentir parte de la organización y las personas empiezan a tener un desempeño mucho mejor, con mayor cercanía y lealtad hacia la empresa.

Actitud hacia  el trabajador:

El empleado que es capacitado se siente más responsable por el trabajo que hace, con más capacidad de realizar sus funciones elevando la productividad.

La falta de capacitación en las empresas, impacta  en la imagen que el público externo tiene de la organización, como la percepción de los empleados. Si un empleado tiene una  imagen positiva de la empresa donde trabaja, participará  de los planes  y objetivos de la misma. Pero si un empleado se da cuenta de que su empresa contamina, es insegura  y no trabaja con procedimientos etc., la credibilidad de la empresa se derrumba ante el trabajador y éste se desmotiva y hace su trabajo por cumplir sin actitud ni  pasión.

De aquí la importancia de cumplir con esta responsabilidad social, para que la empresa u organización  opere, crezca  y enmarque su accionar en los nuevos tiempos sociales.